¿Qué es y cómo se calculan el ángulo de acimut y el ángulo de inclinación en las instalaciones solares fotovoltaicas?

0
75

A la hora de llevar a cabo una instalación solar fotovoltaica, un factor muy importante para la eficiencia de la planta es la orientación correcta de los paneles solares.

Para ello, intervienen dos ángulos principalmente:

  1. El ángulo de inclinación de los módulos.
  2. El ángulo de acimut.

Veamos que representa y cómo se calcula cada ángulo:

Ángulo de Inclinación (b):

El ángulo de inclinación es el ángulo que forman las placas solares con respecto a la horizontal del lugar.

Este ángulo depende, principalmente, de la latitud de la ubicación y de la época del año. De esta forma, a mayor latitud, mayor inclinación necesaria para optimizar la producción. Del mismo modo, en invierno se necesita mayor inclinación que en verano.

Para calcular el ángulo de inclinación (b) suele utilizarse una ecuación que proporciona resultados bastantes acertados en función de la latitud del lugar (L).

De esta forma, para una instalación ubicada en Madrid (Latitud 40,40) el ángulo de inclinación óptima sería:

Ángulo de Acimut (c):

El otro parámetro que determina la eficiencia en la producción de energía fotovoltaica es el ángulo de acimut, el cual se define como el ángulo que forma la proyección sobre el plano horizontal de la perpendicular a la superficie del módulo con el meridiano del lugar.

Si el ángulo está formado entre el sur geográfico y el oeste, el valor será positivo, sin embargo, si el ángulo está formado entre el sur geográfico y el este, el valor será negativo.

Lo ideal es que el ángulo de acimut esté comprendido entre -15º y +15º, lo cual no supone una pérdida de radiación solar considerable.

Teniendo en cuenta el cálculo de estos dos ángulos, se podrá optimizar la instalación solar para que produzca la mayor cantidad de energía posible.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here