Implantes para pacientes fabricados con una impresora 3D

Las impresoras 3D son cada vez más populares gracias a su versatilidad para fabricar casi cualquier cosa que se nos ocurra. Actualmente, es posible conseguir una impresora para uso particular incluso por menos de 100 €.

Gracias a estas, es posible fabricar desde un simple lapicero, hasta piezas funcionales como podrían ser unos engranajes para un coche de radio control.

Sin embargo, no todas las impresoras 3D están diseñadas simplemente para uso particular si no que hay impresoras profesionales capaces de crear piezas funcionales para aplicaciones importantes.

Una de estas aplicaciones es la medicina y, es que, en la actualidad se está investigando mucho en desarrollar impresoras 3D capaces de imprimir ciertas partes del cuerpo humano como puede ser una prótesis, piel e incluso vasos sanguíneos o células madre.

El siguiente vídeo muestra como se podría fabricar una parte muy concreta y echa completamente a medida para realizar un implante en el hueso de un paciente

Este pequeño vídeo nos enseña una de las muchas aplicaciones que tienen y pueden llegar a tener las impresoras 3D en el ámbito de la medicina. lo cual supondrá un gran avance para esta.

    Deja un comentario

    Tu dirección de email no será compartida.*