Si alguna vez habéis montado en barco habréis visto una pantalla donde se muestra una imagen, normalmente en 2D, del fondo marino. Esta imagen se crea en tiempo real gracias a un sistema conocido como sonda náutica o ecosonda marina de pesca.

DEFINICIÓN:

Una sonda náutica es un instrumento capaz de medir la distancia entre el lecho marino y una parte determinada del casco del barco. Además, es capaz de detectar bancos de peces, el relieve del fondo e incluso las características del fondo marino, es decir, es capaz de determinar si nos encontramos sobre un fondo rocoso, un fondo de fango, con algas, etc.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Sonda náutica básica mostrando la profundidad, el relieve del fondo, la temperatura y algunos peces.

¿CÓMO FUNCIONA?

  1. En primer lugar, un elemento llamado transductor, envía pulsos de frecuencias ultrasónicas de manera constante al agua con una potencia y frecuencia determinadas.
  2. Estas ondas viajan a través del agua hasta que chocan con algún elemento como puede ser el fondo marino o algún pez.
  3. La onda sonora “rebota” volviendo hacia el barco y es recogida de nuevo por el transductor.
  4. En función del tiempo que tarda en volver la onda es posible calcular la distancia al fondo marino y crear la imagen en 2D en nuestra pantalla.

Fondo Marino

TIPOS DE SONDAS:

Los distintos tipos de sondas se diferencian entre sí en función de la frecuencia a la que emiten las ondas sonoras.

De esta forma, una sonda con una frecuencia alta es capaz de obtener una imagen con mayor resolución y separación de objetos, sin embargo, no es capaz de llegar a grandes profundidades. Estas sondas presentan frecuencias comprendidas desde 165 KHz (KiloHertzios) hasta 260 KHz.

Dentro de las sondas de frecuencias altas, podemos encontrar sondas más sofisticadas con frecuencias comprendidas entre 260 KHz y 800 KHz con las que se obtienen imágenes de alta resolución y precisión.

Por el contrario, una sonda con una frecuencia baja se puede utilizar en alta mar donde las profundidades son mucho mayores con la consecuencia de una imagen con menor resolución y precisión. Estas sondas presentan frecuencias desde 50 KHZ hasta 80 KHz.

APLICACIONES:

Como vemos, las sondas náuticas son imprescindibles en la navegación por los siguientes motivos:

  • Se trata de un elemento de seguridad que puede evitar que encallemos al chocar el casco de nuestro barco con el fondo marino.
  • Nos permite encontrar bancos de peces.
  • Podemos conocer las características del fondo marino facilitándonos, de esta forma, información para lanzar el ancla.

 

 

 

 

 

 

Anuncios