Hace más de 30 años, que un rayo impactara sobre un avión podía tener consecuencias catastróficas. Sin embargo, hoy día cuando este sucede no ocurre nada más grave que una marca en el fuselaje del avión. De hecho, el último accidente de avión provocado por un rayo data del año 1967.

Un rayo convencional, posee una diferencia de potencial de MIL MILLONES de Voltios. Para entender la magnitud de esto vamos a explicar brevemente algunos parámetros o variables relacionadas con la electricidad.

En electricidad existe una ecuación básica que relaciona tres variables: voltaje (V), intensidad (I) y resistencia (R). Esta ecuación se conoce como la Ley de Ohm y se expresa de la siguiente manera:

V = I * R

  • Voltaje (V): el voltaje o diferencia de potencial eléctrico se define como el trabajo necesario para mover una carga eléctrica de un punto a otro dentro de un campo eléctrico. Su unidad de medida es el Voltio (V).
  • Intensidad (I): la intensidad de corriente eléctrica es la cantidad de carga eléctrica (electricidad) que circula por un campo (o circuito) eléctrico por unidad de tiempo. Su unidad de medida es el Amperio (A).
  • Resistencia (R): la resistencia eléctrica como su nombre indica es aquello que se opone al flujo de la corriente eléctrica. Su unidad de medida es el Ohmio (Ω).

Como vemos en la ecuación, las tres variables están relacionadas entre sí. De esta forma, a igual resistencia una diferencia de potencial mayor traerá consigo una mayor intensidad de corriente eléctrica.

Lo realmente peligroso, y que puede matar a una persona, es la intensidad no el voltaje en sí. Por ejemplo, una corriente comprendida entre 3 y 4 amperios puede provocar daños irreparables en el sistema nervioso central. Por el contrario, una diferencia de potencial de 25.000 Voltios puede o no ser peligrosa dependiendo de la resistencia que haya entre esta y nosotros.

Visto esto, ¿por qué no le ocurre nada a los aviones cuando impacta sobre ellos tal cantidad de voltaje?

La respuesta es porque los aviones se consideran excelentes Jaulas de Faraday. Las Jaulas de Faraday son “cajas metálicas” en las cuales la corriente eléctrica fluye por el exterior sin llegar a penetrar en el interior. Normalmente, la corriente fluye desde la parte delantera hasta la parte trasera donde se encuentran unos sistemas para la descarga de electricidad estática.

Las Jaulas de Faraday funcionan en estructuras metálicas, sin embargo, muchos aviones se construyen actuálmente con materiales compuestos. En estos casos, añaden una malla metálica conductiva para que el efecto sea el mismo.

Además, los aviones incorporan sistemas de seguridad que protegen todo el sistema eléctrico y los tanques de combustible para evitar posibles accidentes.

Aun así, estos sistemas de seguridad y el diseño del avión no hacen que sean 100% seguros ante las descargas de rayos, sin embargo, la probabilidad de que un avión sufra un accidente por un rayo es muy baja.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios