¿Alguna vez os habéis preguntado cómo soportan los rascacielos los fuertes vientos?

En general, esto es posible gracias al diseño de la estructura y a los materiales utilizados, sin embargo, en muchos de ellos interviene otro elemento más, el amortiguador de masa.

Un amortiguador de masa es un sistema que absorbe vibraciones (u oscilaciones) gracias al balanceo de un contrapeso colgante.

Para entender esto mejor, vamos a ver un ejemplo práctico sobre un rascacielos:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Como vemos en el ejemplo, cuando actúa una fuerza sobre el edificio que hace que se balancee, el amortiguador de masa (en este caso un péndulo) actúa mediante una fuerza opuesta que hace que la amplitud de oscilación se reduzca. De esta manera, se consigue reducir la vibración de manera considerable y se evitan posibles daños en el edificio.

Para terminar de aclarar esto, podemos ver el siguiente vídeo donde se observa con claridad este fenómeno:

En el vídeo, observamos claramente como la estructura de la derecha se balancea mucho más que la estructura de la izquierda a pesar de que la fuerza que actúa sobre ellos es la misma así como la estructura.

Gracias a este mecanismo y a otros avances tecnológicos, es posible construir rascacielos con más de 600 metros de altura.

Por otro lado, un uso del amortiguador de masa que tuvo mucha polémica en su momento fue la aplicación de este en la Fórmula 1. En 2006, Renault montó un sistema basado en el principio que acabamos de explicar. Este sistema se conocía como mass-damper (amortiguador de masa en inglés).

El objetivo de este sistema no era otro que reducir al máximo los rebotes de los neumáticos con el objetivo de maximizar el agarre. Según el director técnico del momento ,Pat Symons, este sistema permitía ganar hasta 3 décimas de segundo por vuelta.

 

 

 

Anuncios