Seguramente habréis escuchado alguna vez que las abejas son esenciales para la supervivencia del ser humano tal y como la conocemos hoy en día pero, ¿por qué?

Según dijo Albert Einstein en una ocasión: “Si las abejas desaparecieran, al hombre sólo le quedarían 4 años de vida. Sin abejas no hay polinización, ni hierba, ni animales, ni hombres”.

Albert Einstein tenía su parte de razón y, es que, aproximadamente un tercio de la alimentación humana depende de la polinización de insectos y, en concreto, de la polinización que llevan a cabo las abejas.

La polinización consiste básicamente en la transferencia de polen desde el estambre (órgano de reproducción masculino de las flores) hasta el pistilo (órgano de reproducción femenino de las flores).

Abejas

Esta transferencia se puede dar de diversas formas, entre ellas el agua, el viento o la más importante, mediante insectos polinizadores como las abejas.

Las abejas son ideales para llevar a cabo este proceso debido a la carga electrostática que poseen sus antenas lo cual permite que el polen se adhiera con mucha facilidad.

De esta forma, si desaparecieran las abejas por completo se dejarían de polinizar un gran número de flores y, por tanto, estas dejarían de producir frutos. La escasez de dichos frutos afectaría de manera considerable a la vida animal y, consecuentemente, a la vida humana.

Este hecho resulta preocupante si tenemos en cuanto los datos de los últimos años donde varios estudios muestran que el número de abejas ha disminuido de manera considerable. Esta disminución en el número de abejas se debe principalmente a 3 factores:

  • Al cambio climático, algo inevitable pero si prolongable.
  • Ácaros (parásitos) que se alimentan de la sangre de las abejas. La solución actualmente pasa por tratamientos no contaminantes basados en aceite de pomelo o azúcar en polvo.
  • Contaminación, algo que se puede reducir con los avances tecnológicos y con las medidas impuestas por los gobiernos.

Con todo esto, podemos ver que existen soluciones para evitar que las abejas se extingan por completo y cada vez son más las medidas que se aplican para protegerlas ya que como hemos visto, sin ellas la vida tal y como la conocemos hoy en día no sería posible.

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios