En nuestros hogares a menudo sufrimos problemas de conexión que nos impiden navegar por la red cómodamente o ver una película en HD. Este problema se agrava cada día más debido a que el número de dispositivos conectados que tenemos en casa va aumentado, móviles, tablets, portátiles, SmartTV…

Un equipo de investigadores de la Universidad de Tecnología de Eindhoven (Países Bajos) ha pensado en esto y esta desarrollando una tecnología bastante innovadora que permitirá navegar por Internet como nunca antes se ha hecho.

La tecnología consiste en una red inalámbrica basada en rayos ópticos infrarrojos. Se trata de unas antenas que tienen rejillas que irradian rayos de luz en diferentes longitudes de onda y distintos ángulos que no afectan al ojo humano. Esta antenas podrían estar situada en la parte más alta de la casa cubriendo así toda la superficie. Los dispositivos irían captando los rayos de luz irradiados en función de la posición en la que se encuentren.

Este sistema permitirá navegar a 40 Gbps (gigabit por segundo) mientras que actualmente se navega a 300 Mbs (megabit por segundo) teniendo una conexión muy buena de fibra óptica. Además, estos 40 Gbps llegarán a cada dispositivo en su totalidad ya que cada rayo de luz emite dicha cantidad de bits.

En definitiva, se trata de una tecnología innovadora que nos permitirá hacer múltiples tareas con nuestros dispositivos sin esos molestos tiempos de espera. Los investigadoras proponen que esta tecnología podrá estar disponible en 5 años aproximadamente.

 

Anuncios