En varios ocasiones hemos escuchado como un arqueólogo determina que un fósil tiene unos 30.000 años aproximadamente pero, ¿cómo es capaz de asegurar esto?

Esto es posible gracias a un técnica que se aprovecha del carbono 14 residual de los fósiles.

El carbono 14, también conocido como radiocarbono, es un isótopo radiactivo del carbono. Fue descubierto en el año 1940 por Martin Kamen y Sam Ruben.

Los isótopos son átomos de un mismo elemento, cuyos núcleos tienen una cantidad diferente de neutrones y, por tanto, difieren en el número másico.

Su núcleo esta formado por 6 protones y 8 neutrones. Posee un periodo de semidesintegración o semivida de unos 5600 años, es decir, que un organismo que lleve fosilizado 5600 años poseerá la mitad de carbono 14 que cuando estaba vivo. De esta forma, se puede determinar la edad del fósil.

Fósil Humano
Fósil Humano

Este método se conoce como método de datación por radiocarbono, técnica fiable para datar muestras orgánicas de menos de 50.000 años.

El carbono 14 es un isótopo de carbono que se produce constantemente en la atmósfera debido al bombardeo de átomos de nitrógeno por rayos cósmicos.

Ahora bien, ¿cómo llega el carbono 14 al interior de los organismos vivos?, principalmente mediante la fotosíntesis. A través de esta, las plantas incorporan el carbono 14 a sus organismos que posteriormente se transfiere a otros animales cuando estos se alimentan de las plantas.

De esta forma, cuando un organismo muere deja de ingerir carbono 14 por lo que la cantidad de este irá disminuyendo de manera exponencial hasta alcanzar un valor aproximado de 0.01% a los 50.000 años de su muerte.

Esta técnica presenta varios inconvenientes:

  • La cantidad de carbono 14 presente en la atmósfera varía con el tiempo.
  • La cantidad de carbono también puede variar en función de la contaminación.
  • El fósil puede haber sufrido alteraciones varias durante el tiempo que lleva fosilizado.

Sin embargo, todos estos inconvenientes se intentan solventar siempre de alguna manera. Por lo tanto, hoy en día sigue siendo muy importante esta técnica y se sigue utilizando como una de las técnicas más fiables para datar fósiles que tengan menos de 50.000 años.

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios