Todos conocemos los tres estados de la materia principales, sólido, líquido y gaseoso. Sin embargo, existe un cuarto estado menos conocido pero no por ello menos importante, de hecho, está muy presente en nuestro día a día, este cuarto estado se denomina plasma.

El plasma se produce cuando los átomos de gas se cargan de energía, transformándose en partículas separadas con carga eléctrica, positiva y negativa.

Este estado posee características propias que los demás estados no poseen, por lo que se considera otro estado de agregación de la materia.

A diferencia del gas, el plasma es buen conductor eléctrico y sus partículas responden fuertemente a las interacciones electromagnéticas de largo alcance.

Este estado de la materia se presenta en nuestra vida diaria de diferentes formas. Por ejemplo, durante una tormenta los haces de luz de los relámpagos están formados por plasma.

Tormenta eléctrica

Otro ejemplo muy característico donde está presente el plasma es el sol. En este, las elevadas temperaturas están continuamente transformando los átomos de hidrógeno y helio en iones con carga eléctrica produciendo así plasma.

 

 

 

 

 

 

Anuncios