Los dispositivos electrónicos como los ordenadores están cada vez más presentes en nuestras vidas. Diariamente los usamos para navegar por internet, jugar a videojuegos, realizar trabajos… pero, ¿cómo procesan estos dispositivos toda la información en cuestión de segundos?

Pues la respuesta es más sencilla de lo que parece, tan solo con dígitos binarios o bits, es decir, unos y ceros. Este sistema se denomina código binario y se basa en el uso de unos y ceros para la representación de textos, procesamiento de instrucciones… A diferencia del sistema de numeración decimal donde se usan diez dígitos, en el sistema binario solo se usan dos dígitos, el 0 y el 1. Un bit o dígito binario puede representar uno de esos dos valores: 0 o 1.

El código binario se basa en el principio del sistema eléctrico donde “1” significa encendido o abierto y “0” significa apagado o cerrado.

Código Binario. Bombilla apagada y encendida.

De esta forma, el trabajo del ordenador se basa en analizar e interpretar las diferentes combinaciones de ceros y unos para asociarlas a diferentes parámetros o respuestas.

Veamos ahora un pequeño tutorial para convertir número decimales a binario.

Un bit es la unidad de información más pequeña, que como ya hemos visto puede ser un cero o un uno, de esta forma, vamos a ver combinaciones de 4 bits.

En el sistema decimal vamos de 0 hasta 9 y, a partir de aquí, pasamos a desplazar el dígito a la izquierda y añadir un cero, es decir, 10 y así, sucesivamente 11, 12 … 19, 20… En binario es muy similar.

De esta forma:

  • 0 = 0000
  • 1 = 0001
  • 2 = 0010
  • 3 = 0011
  • 4 = 0100
  • 5 = 0101
  • 6 = 0110
  • 7 = 0111
  • 8 = 1000
  • 9 = 1001

Y así sucesivamente hasta llegar a 64 que es el mayor número que se puede representar con 4 bits ya que:

4 x 2 = 8 -> 8 ^ 2 = 64

Antiguamente, llevar a cabo dichos análisis era una labor muy compleja debido a la capacidad de los ordenadores, por ello, el número de operaciones que podíamos realizar en un ordenador eran muy limitadas o duraban mucho tiempo.

Sin embargo, gracias a los avances técnicos actuales, los procesadores de datos son capaces de procesar millones de combinaciones en cuestión de segundos permitiendo el desarrollo de aplicaciones más complejas y un uso más fluido de los dispositivos tal como los conocemos hoy en día.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios