En la aviación hasta el más mínimo detalle tiene su explicación y es que, los aviones buscan siempre aterrizar y despegar en contra del viento.

Durante el despegue, ir en contra del viento favorece la sustentación haciendo que la velocidad relativa del viento aumente, la sustentación varía con la velocidad al cuadrado, de este modo, el avión consigue alzar el vuelo con mayor facilidad.

Por otro lado, durante el aterrizaje ese viento en contra ayuda a reducir la velocidad del avión reduciendo así los metros necesarios para detenerlo.

Para entender esto mejor vamos a explicar el principio que permite a los aviones volar. Este fenómeno se denomina sustentación y viene dado por el Principio de Bernoulli.

Daniel Bernoulli comprobó de forma experimental que la presión interna de un fluido decrece a medida que la velocidad del fluido incrementa. Del mismo modo, si la velocidad del fluido disminuye la presión interna del fluido aumentará.

Dicho esto, ¿cómo se genera la sustentación en las alas de los aviones?

El perfil alar de los aviones está diseñado de tal manera que podemos diferenciar dos superficies, una superior y una inferior cuya curvatura es distinta la una de la otra.

De esta forma, el flujo de aire entrante se divide en dos caminos, uno que pasa por encima del perfil alar y otro por debajo. Al tener curvaturas distintas se consigue que el aire que va por un camino y por otro tengan velocidades y, por tanto, presiones diferentes.

Así, la presión en la parte inferior del perfil alar (intradós) será superior a la presión en la parte superior del perfil (extradós) haciendo que el avión despegue.

En la siguiente imagen se muestra un perfil alar con diferentes presiones y velocidades de aire según la trayectoria:

Principio de sustentación. Perfil Alar.
Principio de sustentación en un perfil alar

Visto todo esto, podemos deducir que cuando el aire sopla en contra del avión el flujo de aire entrante es mayor a través del perfil favoreciendo el despegue.  Por el contrario, si el aire sopla a favor del sentido del avión, este, necesitará mayor velocidad para despegar.

Finalmente, terminamos el artículo con una frase célebre de Henry Ford haciendo referencia a este fenómeno…

“Cuando todo parezca estar en tu contra, recuerda que los aviones despegan con el aire en contra, no a favor. Henry Ford”

Imagen principal cedida por Alejandro Almarcha.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios